Title Image

Blog

physiosmarbella-ejercicios-diabetes

IMPORTANCIA DEL EJERCICIO SOBRE LA DIABETES

La diabetes es una enfermedad prolongada en el tiempo, en la cual el páncreas no produce insulina, esta hormona es la encargada de permitir que la glucosa que ingerimos de los alimentos pasen de la sangre a los músculos y otras células, donde se almacena para utilizarse como energía.

Debemos considerar los diferentes tipos de diabetes que existen

Diabetes tipo 1, afecta a los niños o adolescentes y a un menor porcentaje de la población. Las células son atacadas por el organismo por lo que el cuerpo no es capaz de producir insulina.

Diabetes tipo 2, es la más común. La insulina no tiene la eficacia que debería y se asocia a la obesidad o sobrepeso. Por lo general las personas no saben que la tienen hasta que se realizan una prueba.

Existe otro tipo de diabetes llamada gestacional, con un alto nivel de azúcar en sangre que suele desaparecer después del embarazo pero que se debe vigilar para no padecerla en el futuro.

Es posible retrasar la diabetes con un control sobre la alimentación, consumiendo carbohidratos de absorción lenta, y el ejercicio, mejorando la calidad de vida de las personas que sufren esta enfermedad.

Un programa de ejercicio es muy importante para controlar los niveles de glucosa en la sangre, sin embargo hay que tener en cuenta que hay que tener una vida activa, no tener espacios de tiempo prolongados sentados, por ejemplo.

El entrenamiento de fuerza es muy necesario, debido al declive que sufren las personas diabéticas de la funcionalidad y musculatura. Para ello, hay que establecer un programa de ejercicios aeróbicos y de fuerza con el fin de controlar las hiperglucemias, ya que practicar deporte disminuye los niveles de glucemia. Igualmente se debe hacer un control de glucemia diario.

Algunas de las pautas a tener en cuenta son:

Verificar niveles de azúcar en sangre antes de realizar ejercicio y durante, si se excede mas de 1 hora.

Revisar el azúcar en sangre después de realizar ejercicio, ya que puede bajar estos niveles hasta doce horas después de la finalización de este.

No inyectar insulina en el grupo muscular donde se realiza la actividad.

Si se realiza una actividad física alta o duradera es conveniente ingerir carbohidratos durante las próximas 24 horas para evitar una hipoglucemia.

En conclusión, tener diabetes es un motivo más para practicar deporte, con una serie de pautas y recomendaciones, para mantener un control de la glucemia durante y después terminar la actividad física. Así mismo la persona que padece diabetes tipo 1 o 2 debe comunicárselo al fisioterapeuta o entrenador físico para que tenga constancia de ello.

Referencias bibliográficas: 

1) Physical Activity/Exercise and Diabetes.

2)Clinical recommendations for sport practice in diabetic patients (RECORD Guide). Diabetes Mellitus Working Group of the Spanish Society of Endocrinology and Nutrition (SEEN).